lunes, 5 de diciembre de 2016

Guantes...


Has dicho, ¿guantes...?. Serán para el frío...

Ah no, pero esos no son precisamente para el frío...
- Yo os lo reparto, uno para cada uno.
- Yo he visto que Lidia se los pone así. 
- Bien, ¿ya tenéis uno cada uno?
- ¿Y no nos puedes repartir alguno más...?
- Y ni uno más.
- Bueno a ti te doy otro porque me caes bien.
- Yo también quiero alguno más. Ya verás en cuanto que no mire...
- Podríamos rellenarlos con algo...
- ¿Y qué podríamos meter por este agujero tan pequeño...?
- Lidia, ¿podemos usar esto...?
- Claro que si, y mirad lo que hay en esas bolsas para rellenar.
- Mi guante se ha quedado lleno de bultos...
- Pues el mío sigue vacío, ¡mira!
- Ahora que están distraídos...
Uno para casa, otro para papá, otro papa mamá...
- Lidia, yo te doblo los que se han salido de esta caja.
- ¿Y si nosotras los hinchamos...?
- Déjame que yo te lo inflo.
- Pues para lo pequeña que es mi compi,
me lo ha inflado genial...
Han quedado rellenos desde aire hasta garbanzos...

Estos guantes abrigar, no abrigan mucho, pero para divertirse son mejores que los del frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario